Esguince de Tobillo

¿Qué es?

El tobillo es una articulación reforzada por ligamentos a su alrededor, los cuales se encargan de dar estabilidad y propiocepción gracias a tres grupos de ligamentos, ligamentos tibioperoneos, ligamento lateral interno y ligamento lateral externo.

El esguince de tobillo es una de las patologías más frecuentes del sistema músculo esquelético, en esta patología hay una ruptura parcial o total del ligamento éste se lesiona cuando el tobillo se tuerce hacia un lado de forma forzada, llevando a los ligamentos más allá de se amplitud normal de movimiento, también se puede dar por un golpe directo en la articulación.

Esta lesión se clasifica en tres grados:

  • Grado I.- Hay microdesgarros en el ligamento.
  • Grado II.- Hay rupturas parciales en el ligamento de al menos un 50%.
  • Grado III.- Es una ruptura completa del ligamento.

¿A quién afecta principalmente?

Está relacionado con la población que practica baloncesto, fútbol, atletismo, aunque no hace falta que hagas deporte para lesionar el tobillo ya que se puede lesionar realizando actividades de la vida diaria como al pisar de forma incorrecta o tropezar en unas escaleras. Otro factor importante es cuándo el paciente tiene alteraciones en la marcha, carece de fuerza o equilibrio.

¿Cuáles son los síntomas?

Estos van a variar de acuerdo al grado de esguince.

  • Grado I.- Provoca poco dolor y  ligera inflamación, no hay pérdida de los movimientos ni dificultad para la marcha.
  • Grado II.- El dolor es moderado, sensibilidad al tacto, la marcha se vuelve dolorosa y hay pérdida de la funcionalidad.
  • Grado III.- El dolor que provoca es intenso, gran edema, dificultad para caminar y hay una inestabilidad importante de la articulación.

Tratamiento fisioterapéutico:

El fisioterapeuta realizará una evaluación que incluye una serie de preguntas para conocer el origen de la lesión y descartar otras posibles etiologías, después palpará la zona y posteriormente realizará algunas pruebas para confirmar sus sospechas clínicas. Una vez confirmado el diagnóstico de esguince de tobillo comenzará con el tratamiento, que puede incluir:

  • Disminuir la inflamación mediante crioterapia o termoterapia.
  • Aumentar el rango articular mediante movilizaciones pasivas o activas.
  • Disminuir dolor mediante electroterapia.
  • Fortalecer musculatura y dar mayor estabilidad al tobillo mediante ejercicios de propiocepción y equilibrio.
  • Brindar mayor soporte a la articulación con técnicas compresivas
  • Estiramientos musculares. 

El objetivo del tratamiento es disminuir el dolor e inflamación, reincorporación a las actividades de la vida diaria y evitar nuevas lesiones.